Últimos temas
» Last Christmas [Sienna Lestrange]
Mar Mar 15, 2016 4:35 am por M. Sienna Lestrange

» Confirmaciones o denegaciones y cambios de botón
Sáb Feb 20, 2016 8:59 pm por Invitado

» Little Red Riding Hood ~ Pirv. Tessa Rogers
Dom Feb 07, 2016 4:33 pm por Cole W. Trudeau

» I wanna dance and love, and dance again [Cole]
Sáb Ene 23, 2016 1:59 am por Q. Nymeria Rogers

» Rising City RPG (Normal)
Miér Ene 13, 2016 8:22 pm por Invitado

» Petición de rol
Dom Ene 10, 2016 9:58 pm por Q. Nymeria Rogers

» The Sound of San Francisco {Afiliación Normal - Cambio de botón}
Miér Ene 06, 2016 4:41 pm por Invitado

» Registro de Patronus
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Sangre
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Face Claim (FC)
Mar Ene 05, 2016 3:59 am por Invitado

Normativa General

Tenemos prohibido hacer bla bla blá, sin embargo podran bla bla bla bá cuando tengan listas sus scosas para el foro, dentro de los demas esta muy mal visto que blabla bla y bla blabla. Las medidasde su avatar seran de blá y las de la firma seran de blé. Cualquiera que viole estas reglas dera bli bli bla hasta que la administración de bla bla bla blá ba remueva su castigo


Creditos & Agradecimientos

Los creditos por el skin de este foro son para Nymphea de Savage Themes , quien nos lo ha prestado sin costo alguno,respeta su trabajo y no plagees. Las modificaciones fueron hechas por bla bla bla, agradecemos a la comunidad de bla bla bla blá por su apoyo en la creación de nuestro foro. Particularmente nombramos a bla bla blé por sus tablillas, o cualquier otra cosa

Hermanos
Recursos
Elite

I guess we are friends now {Gea}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Miér Jul 15, 2015 9:42 pm

I guess we are friends now
Marzo 2020 | Cuarto curso | Biblioteca |
Tras la jornada de clases y siendo viernes nada le apetecía más que entretenerse con algo. Relajadamente, porque no se sentía con energías suficientes para mucha actividad tras toda la semana. Y no quería ni pensar en los pergaminos que tendría que entregar en pocos días y que poco podía posponer. Pronto se vería rodeada de gruesos tomos, pluma, tinta y pergaminos desperdigados. Probablemente en la sala común, los sillones eran una delicia. Mucho más que las sillas que podía ofrecer la  biblioteca, aunque a cambio ganara las mesas, que eran de agradecer.

Primeramente fue a su habitación a dejar las cosas, y se quedó con lo que podría necesitar. Si estuvieran todavía en los meses más fríos llevaría en el brazo una pieza de abrigo, por si acaso, mas se estaban acercando a los meses más cálidos. Era ya mayo, y el final de año escolar estaba cada vez más cerca. Quedaba tiempo, aunque parecía volar. Desgraciadamente aún tenía que encontrar una solución para las vacaciones de verano. Algo que la salvara de quedarse encerrada en la casa familiar sola, o peor aún en la compañía de sus progenitores si no se iban de viaje tampoco este año. En su mente lo hacían adrede para fastidiar, aunque en el fondo supiera que era por trabajo. Por otra cosa no sería, porque eran los primeros que no se alegraban de verla de vuelta.

En cualquier caso, volviendo a lo que estaba... Seguramente la encontraría en la biblioteca. Muy Gea. Una vez hubo dejado lo que no iba a necesitar emprendió el camino hasta la biblioteca, veloz a pesar del cansancio. Y es que la paciencia era una virtud con la que no había nacido, algo que tenía que ejercitar y requería un esfuerzo por su parte. Gastaba más energía que prácticamente corretear por el castillo. Era rara, sí, porque supuestamente estaba tan cansada que no podía ni arrastrarse a su habitación tan solo ¿Quince minutos antes? En plena edad del pavo, señores y señoras.

En cualquier caso llegó en un tiempo récord a su destino, y sin perder el aliento. Sin perder el tiempo entró. Barrió con la mirada la sala y tuvo que deslizarse por las salas y entre las diferentes mesas para distinguir a Gea en una mesa alejada. Destacaba entre alumnos de mayor edad que ella y la vio pequeña, imagen que se veía reforzada por sus enormes e inocentes ojos azules y su cara sin ninguna duda aniñada. Adhara a sus catorce años no acababa de tener clara su propia sexualidad, tenía grandes dudas y se sentía perdida, mas no pudo evitar pensar que Gea era preciosa. ¿Le gustaban las mujeres? ¿O los hombres? ¿O ambos? ¿O qué? Meneó la cabeza y volvió a plasmar una sonrisa en su rostro antes de dar los últimos pasos, tomando asiento delante de la morena.

Había evitado saludarla verbalmente para no arruinar “la sorpresa” y esperó a que la mirara antes de usar el lenguaje de signos, señalizando aquello que había estado estudiando por su cuenta y sumado a lo que sabía, en un intento de formar frases “Hola ojazos, me alegro de verte. ¿Cómo estás? ¿Te importa que me quede aquí contigo un rato?” señalizó, intentando que sus manos se movieran tal y como había practicado, en movimientos claros y seguros. Menos segura se sentía, porque no era su estilo y en realidad era la primera que se preguntaba porque había puesto tanto empeño en eso. O porque iba a verla veces en las que no necesitaba ayuda alguna. Si es que seguía necesitándola siquiera.  



Última edición por Adhara C. Zabini el Sáb Ago 15, 2015 8:38 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 08/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Vie Jul 17, 2015 4:36 pm

No era algo de sorprender que a pesar de mi amor por cada rincón del castillo, uno de mis lugares mas habituales fuera la biblioteca. Luego de clases pasaba por allí un rato, durante la semana iba al aula de práctica y al final del día entonces iba a la sala común. Era una rutina y los que me conocían sabían donde encontrarme a cierta hora.

Y no me quejaba, sobretodas las cosas, seguía siendo un sueño ser una bruja y estudiar magia no era mas que todo un placer. Así implicara cada hora del día yo estaba feliz de hacerlo porque desde el primer día de clases supe que a diferencia de mis compañeros yo tenía que trabajar el doble. Eso de agitar la varita y decir palabras graciosas no me era posible. Lo mío era agitar la varita con precisión, concentrarme, pensar en el hechizo y el efecto que deseaba lograr con él. Luego, recordar mi conexión con mi varita, como si fueramos una sola cosa, poner mi ímpetu en ello para que ejerciera mi petición. Debía confiar en el palito de madera que tenía delante, y sentir que era una extensión de mi.

Y si, suena como algo que cada chico debe hacer para realizar buenos hechizos, pero nada podía nublar mi mente, o toda mi concentración se perdía. Por ejemplo, tan drástico como me lo dio una vez uno de los profesores: "Por muy enojada que estés, ni un cruciatus te saldrá si no te concentras". Sonaba duro, pero motivaba mi espíritu, no lo del cruciatus, sino que cualquier hechizo implicaba mi esfuerzo y no por nada había nacido siendo una bruja.

Con esa determinación abracé el libro que llevaba en brazos y me fui a la mesa mas distante para leer. Con mi libreta de notas en mano, comencé a redactar y traspasar los movimientos para un nuevo hechizo que deseaba practicar con Kitty. Aprovechaba que no estuviera conmigo para mas tarde sorprenderle con lo que había adelantado. Nuestras practicas eran sensacionales. Cansinas, pero muy valerosas para mi.

Termine de pasar mis anotaciones, y tomé otro libro para terminar uno de mis deberes. Solo así tendría el fin de semana mas relajado y podría disfrutarlo con el resto en Hogsmeade. La última salida me la había tenido que saltar a causa de una pequeña acumulación de trabajos y no deseaba que eso pasara de nuevo. Menos cuando ya faltaba poco para terminar el curso.

Estaba por terminar cuando noté una figura delante de mi. Levanté la vista y sonreí a Adhara. Había estado totalmente sumergida en la lectura que no la había escuchado. La salude con la mano, pero quede a mitad del gesto cuando la vi utilizar el lenguaje de señas. Mi sonrisa se amplio enormemente y me levante del asiento a darle una abrazo. Tropecé con la mesa y todo, pero no me importo. No esperaba que me sorprendiera con eso y me emocionaba muchísimo que lo hubiera hecho. Me separé aún sonriendo.

«Gracias. No esperaba que hicieras eso. Es un gesto muy bonito»

Trate de hacer las señas despacio por si no entendía algo o lo que fuera. Tal vez solo había aprendido a saludarme y decirme eso. Pero no importaba, significaba mucho para mi que lo hubiera hecho.

«¿Aprendiste?»

Pregunté para estar segura y no empezar a "hablar" sin que ella entendiera. Le hice un movimiento positivo con la cabeza y le indique para que se sentara. Yo hice lo mismo delante de ella y le miraba con una gran sonrisa. Ella no solo tenía lastima por mi, como había pensado al principio. Eso me alegraba mucho, no quería inspirar solo eso a los demás. Tal vez, debía aplicar mas sus consejos para defenderme, después de todo realmente le importaba.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Jul 27, 2015 2:07 am

I guess we are friends now
Marzo 2020 | Cuarto curso | Biblioteca |

Esperaba la sonrisa de Gea, fácil, sencilla pero indudablemente genuina y amable. Le encantaba la facilidad con la que el rostro de la otra joven se iluminaba de ese modo. Su sonrisa era increíblemente contagiosa y se descubrió sonriendo al instante del mismo modo. Deseaba sorprenderla con las nuevas palabras que había aprendido en aquel lenguaje que aún le resultaba extraño, como si fuera único de Gea, pero que cada vez entendía más y parecía ver a su alrededor en más personas. Era como si le hubiera abierto una parte nueva del mundo, y se había lanzado a explorarla tanto como pudiera. Ahora que conocía el lenguaje de signos descubría a su alrededor personas que también lo usaban cuando antes no habría reparado nunca en ellas. No reconocería abiertamente que estaba poniendo gran empeño en algo que podía caer en la categoría de académico sin estar obligada. Ni en sueños. Mas se lo reconocía a si misma, y se percataba de que era algo bastante evidente, le gustase o no.

Fue al ver la emoción de Gea por su gesto, por haberse esforzado por su cuenta para comprenderla mejor, que se percató ella misma de la magnitud su propio gesto. Su significado. No pudo pensar mucho en ello, pues se quedó viendo las prisas con las que la otra morena se levantaba, y pronto se encontró rodeándola con los brazos para corresponder su abrazo. La estrechó, aún sorprendida, y decidió que en algún momento en los dos últimos años le había cogido cariño a la Ravenclaw. Y que por el camino había acabado interesada en aquello que hacía que la educación de Gea fuera diferente. Casi podía escuchar la voz de su madre quejándose de la gente a la que consideraba defectuosa, y agradeció no pensar de ese modo. Ya no. Con los años se había ido desprendiendo de cualquier rastro del veneno de sus padres que había podido ir reconociendo en si misma.

Río, feliz, cuando se separaron pues entendió el significado de lo que le decía Gea. Quizás no palabra por palabras, por decirlo de algún modo pero creía haber captado lo más importante. Algo era algo. Entendió su pregunta y se apresuró a hacer las señas para “Algunas palabras, algunas frases”. Se sentía algo extraña, pues temía equivocarse con alguna seña y decir algo bien diferente.

Adhara exhaló, dándose cuenta de que había estado aguardando a alguna señal de aprobación. Sonrió y tomó asiento. Se pasó la lengua por los labios y frunció ligeramente el ceño, tratando de acordarse de otra de las preguntas que había aprendido “¿Tienes muchos deberes?” preguntó, había sido una elección obvia a aprender. Gea hacía honor a los estereotipos de alguien de su casa.


off: Perdona la tardanza, soy lo peor DD:


Última edición por Adhara C. Zabini el Sáb Ago 15, 2015 8:42 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 08/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Vie Jul 31, 2015 4:00 am

Observaba a Adhara como si fuese una persona totalmente nueva frente a mi. Cuando la había conocido tenía casi una actitud borde con los demás. La había observado luego que me dijera que me defendiera. Ni siquiera fue un comentario amable o de ánimos. Fue tan simple y la vez firme que me había sorprendido observandola a veces. La había visto actuar con los demás e incluso sola. Parecía ese tipo de personas de caracter fuerte. A quién nadie piensa en molestar. Me agrada eso de ella, de alguna manera. Y que me encontrara a veces para decirme frases como esa, me había ayudado mucho en la formación en Hogwarts. No podía dejarme intimidar, y eso lo había aprendido de cierta manera de ella. Kitty y Artie siempre se esforzaban, pero sus demasiadas atenciones me hacía refugiarme en ellos. Adhara, no era mi escudo, era quién imaginaba a mi lado susurrandome ser yo misma mi único escudo. Y que no quede duda que adoraba a mis amigos, ellos eran incondicionales, pero personas como Adhara me hacían querer mas el mundo mágico.

No solo era increible por la magia y esas cosas, si no por personas tan variadas. Inglaterra ahora se sentía mas grande. Hogwarts lo era. Todo era tan maravilloso. Casi como una pelicula. Demasiado bueno, y aunque tenía sus desventajas y cosas feas, detalles...detalles no, detallazos como estos lo valían todo. Cada persona que lo intentaba significaba que deseaba acercarse realmente, y no importaba que, yo sabía que eso era un gran esfuerzo.

Volví a mi lugar enseguida. Con una sonrisa enorme en mi rostro y observando a la leona frente a mi como si fuera un gran regalo. Puse atención a sus señas y asentí cuando finalizo. No por lo que dijera, sino que lo había muy bien. Podía sentirla algo tiesa en los gestos, pero lo hacía excelente.

«Puedes hablar mientras mueves las manos. Te ayuda con la fluidez»

Lo hice pausado. Para ver que entendiera todo. Luego respondí, entendía su intención, o eso creía. Deseaba una conversación normal para no hablar solamente de como hablaba - valga la redundancia, pero yo me entiendo-. Así que decidí seguirle el juego. Pocas veces sucedía de esta manera. La gente empezaba preguntame como hacer una u otra cosa y así poco a poco. Era la primera vez que alguien llegaba de la nada a sorprenderme.

«Pues, solo me quedan dos. Escribo hechizos para practicar.»

Concluí mostrandole el papel. Se trataba del hechizo estimulante. Aún no lo daban en clase y salía en el examen de fin de curso. Tenía que comenzar a practicarlo para salir bien. Quizás ella pudiera ayudarme, aunque espere que me observara de nuevo para hablarle.

«¿Qué le enseñan primero en cuarto curso?»

Me atreví a preguntar. Nadie ha dicho que empezar desde ahora fuera malo. Yo quería estar preparada. Cada año eran mucho mas exigentes.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Ago 03, 2015 2:50 am

I guess we are friends now
Marzo 2020 | Cuarto curso | Biblioteca |


Veía parte de si misma en Gea. Nada relacionado con parecidos físicos o siquiera en su personalidad, sino en el desprecio que recibía por parte de otros por ser diferente. Ni mejor ni peor, tan solo diferente según aquella rígida tabla que dictaba lo que a todo el mundo le tenía que parecer normal. Los motivos y las circunstancias en las que les ocurría eran diferentes mas el resultado era comparable. Dañar dañaba igual. Adhara llevaba con sus padres toda una vida y llegado a este punto de su vida había desarrollado ya técnicas para no dejar que la hundieran el día menos pensado. Y estaba convencida de que a lo largo de los dos últimos años Gea había ido virando en esa dirección, algo de lo que se sentía secretamente orgullosa. Admitía que si le preguntaban directamente si había estado ayudando de manera altruista lo negaría vehemente. Menos teniendo en cuenta que no podía justificarlo de ningún modo que no revelara más emociones de las que le gustaba hacer públicas. Prefería quedar como una zorra superficial. Era muchísimo más sencillo vivir así. Suficiente tenía con aquellas ocasiones en las que alguien se metía con ella por el estigma que iba asociado a su apellido. Eran tiempos tranquilos y aún así la política seguía en boca de aquellos que se consideraban conocedores de toda la verdad y oh, muy adultos. Porque que coño, ya si eso se preocuparía por esas mierdas cuando fuera más mayor. Solo tenía catorce años al fin y al cabo.

Adhara asintió lentamente pero con una sonrisa brillante y enorme en los labios, encantada de haber entendido lo que le sugería para que le fuera más sencillo comunicarse con signos. Y lo probó la siguiente vez que habló, preguntándole por sus deberes. Era una pregunta sencilla que había practicado antes, se sentía cómoda con esos movimientos en concreto en esa secuencia. No estuvo segura de haber acabado de entender del todo su respuesta, la verdad sea dicha, algo que se mostró en su expresión fácil. Mas no fue necesario indagar más en el tema pues la Ravenclaw volvió a hablar y esta vez si entendió perfectamente aquello que trataba de comunicarle. El problema es que tenía una memoria horrible. Terrible. De verdad. Osea, sabía que había aprendido, y que no de manera indirecta. Pero no solía recordar en que momento aprendía cada una de las cosas que sabía y dominaba, en mayor o menor medida.

Frunció el ceño mientras pensaba y como no le venía en la mente la respuesta en si decidió optar por aquello que le había pasado primero por la mente. Tendría que bastar «De hechizos creo que accio, que atrae un objeto hacia ti y depulso, que aleja objetos o personas» respondió, tanto verbalmente como con signos pensando que si bien podía equivocarse en cualquier caso sería de ayuda. Lo más complicado para Gea eran los hechizos pues debía realizarlos todos de una manera no verbal y en cambio en otros campos no había nada que añadiera dificultad extra a su aprendizaje.

«Cómo mínimo son de esos útiles» añadió y para ilustrar su punto sacó su varita de su escondite entre sus ropajes. Apuntó al bolsillo de otro de los alumnos que estaba en la biblioteca, un rubio de su misma casa y curso y visualizó la nota que ella misma le había dado antes. Seguro que aún la tenía allí guardadita. Hasta ahora. Un accio después el papel flotó diligentemente hasta su mano extendida. Aquellos que pensaban que no respetaba norma alguna puede que tuvieran razón al fin y al cabo.


avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 08/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Dom Ago 23, 2015 8:50 am

Observé con atención sus movimientos. Estaban bien, y eso me hizo sonreír más, si es que era posible. Sus manos se movían hasta con mas elegancia que las mías, casi como lo hacía mi mamá. Elegancia propia de alguien que era mas delicado. No, delicado no, con mas gracia. No creía que a Adhara le gustara mucho ese termino, porque tal vez lo vería como un adjetivo que la debilitara. Cosa que no era así, ella tenía fuerza, no solo física para dar un mejor golpe que yo -y posiblemente otros mas-, sino en todo su ser. Presencia y para nuestra edad, cierta demanda de atención. Era inevitable mirarla cuando llegaba, o escucharla hablar o hacerle caso. Tenía fuerza en todo ella, y también elegancia propia de su educación. O al menos eso pensaba. Tenía entendido que aúnque ella no resultaba ser el ejemplo perfecto de su familia, si provenía de un linaje conocido en el mundo mágico. No es que tal cosa me importara, pero con el tiempo había aprendido algo sobre ello. Y de todas esas cosas, por supuesto, aprendí que muchas familias elistas tenían dinero o aires de nobleza con el que crecían sus hijos. Ese tipo de educación se veía en los gesto. La mía era brusca, por limpieza y hornear pan.

Pero me estaba alejando de lo que realmente importaba. Hice a un lado esas observaciones, para poner mayor atención a su respuesta como tal. Los hechizos que me decía me eran familiares, pues como pasaba tanto en la biblioteca había leído de ellos, sin embargo, no había tenido oportunidad de ver su ejecución. Atendí mas su movimiento de la varita, que aquello a lo que aplicaba el hechizo. Enseguida supe que se trataba de una nota, pero fue su movimiento lo que intente memorizar. Estoy clara que llegado un punto, los movimientos de las varitas son mas sutiles. El mago  o bruja se adapta a ellos, o la repetición permite que sea mas sutil el gesto, pero para mi eran de suma importancia para poder aplicarlos. Adhara realizó un medio circulo cuando pronunció el hechizo, y luego no logré entender si hubo otro movimiento o ahí quedo, porque la curiosidad me hizo mirar el objeto que flotaba hacía ella.

Sonreí por la demostración, pero la bibliotecaria se acercó a nosotras con toda su desaprobación en el gesto. -Señorita, no se si esta consciente de las normativas del colegio y la magia fuera de las aulas, pero Rodderick usted si, compartalo con su compañera. Y deje de reirle. - siguió de largo su camino esfumando mi sonrisa con el gesto. Miré a mi compañera con una pequeña mueca y volví a sonreírle sin poder evitarlo.

«Tiene un genio delicado. Pero lo que haz hecho es genial. ¿Puedes repetir el movimiento para mi?»

Esta vez concentré mi atención.

Spoiler:
Disculpa lo corto. Mas adelante prometo responder a tiempo y con tiempo Smile

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Ago 31, 2015 11:40 pm

I guess we are friends now
Marzo 2020 | Cuarto curso | Biblioteca |


Había algo de fascinante en el modo en que Gea movía las manos al hacer las señas. Se notaba que no había nada de ensayado, que no era una coreografía aprendida y practicada mil veces del derecho y del revés hasta que simplemente fluía y funcionaba. Mas que nada porque podías preguntarle luego cualquier cosa y obtendrías una respuesta con la misma gracia. Algo que a Adhara le faltaba pues sus conocimientos eran muy limitados por el momento y se conformaba con aprenderse frases en el orden en las que pudiera usarlas y a pescar frases y palabras que pudiera reconocer para ir siguiendo la conversación. Se resistía a mostrar o admitir que no acababa de entender todo pues extrañamente cuánto menos entendía más ganas tenía de aprender más para ir llenando huecos en su memoria con nuevas señas y sus significados. Hacía mucho tiempo que no estaba tan motivada por algo que pudiera considerarse académico. Pero encontraba a Gea interesante y algo le decía que solo a través del lenguaje con el que la Ravenclaw podía comunicarse de un modo pleno podría llegar a su esencia. A lo más importante de su persona.

Ah sí, a lo que iba, que se estaba distrayendo. Le estaba contando dos hechizos que le venían a la mente, y le parecían importantes. Sí, eso. Hizo una demostración, porque por favor, sino no valía la pena. Y aprovechó para robar la nota, porque ¿Porqué no? Le pareció una buena idea al hacerlo y evidentemente ni lo pensó antes de actuar ni le dio más vueltas una vez lo hubo hecho. Quizás por eso aceptó sin más las palabras de la bibliotecaria. Aunque le dedicó un gesto no voy bonito cuando andaba alejándose. Amargada. Sonrió a Gea y volvió a prestarle atención. Era más interesante, y más bella, que la bendita de la bibliotecaria.

No acabó de captar aquello que le decía de la bibliotecaria, aunque podía imaginar por donde iban los tiros. Le quedó muy claro, afortunadamente, que quería que repitiera los movimientos que había hecho con la varita y que habían resultado en recuperar el papelito que ella misma había entregado antes. Oh bueno, una lástima si el tipo en cuestión se había olvidado del contenido. Elevó nuevamente la varita y repitió los movimientos sin pronunciar el hechizo y sin centrarse en ningún objeto en concreto. No era la más lista pero se las arreglaba bastante bien la mayor parte del tiempo. Ya fuera por su cara bonita o con un poco de ingenio. Porque vamos, las únicas cosas brillantes en ella eran su melena y sus dientes.

En verdad si le quieres quitar algo a alguien un golpe puede ser más efectivo, rápido y sencillo—comentó tranquilamente, olvidándose de hacer señas—Osea, los muggles se las arreglan, ¿no?—añadió, tratando de no sonar ofensiva o algo. Su desconocimiento del mundo no mágico era extenso. Muy extenso.

avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 08/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Fate/Corrupt Phantasm


Expectro Patronum


Hermanos: 5/5 Directorios: 3/5 Elite: 32/40 — AFILIADOS NORMALES

La limpieza de afiliados es cada dos semanas. Ultima Actualización: 01/11/2015