Últimos temas
» Last Christmas [Sienna Lestrange]
Mar Mar 15, 2016 4:35 am por M. Sienna Lestrange

» Confirmaciones o denegaciones y cambios de botón
Sáb Feb 20, 2016 8:59 pm por Invitado

» Little Red Riding Hood ~ Pirv. Tessa Rogers
Dom Feb 07, 2016 4:33 pm por Cole W. Trudeau

» I wanna dance and love, and dance again [Cole]
Sáb Ene 23, 2016 1:59 am por Q. Nymeria Rogers

» Rising City RPG (Normal)
Miér Ene 13, 2016 8:22 pm por Invitado

» Petición de rol
Dom Ene 10, 2016 9:58 pm por Q. Nymeria Rogers

» The Sound of San Francisco {Afiliación Normal - Cambio de botón}
Miér Ene 06, 2016 4:41 pm por Invitado

» Registro de Patronus
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Sangre
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Face Claim (FC)
Mar Ene 05, 2016 3:59 am por Invitado

Normativa General

Tenemos prohibido hacer bla bla blá, sin embargo podran bla bla bla bá cuando tengan listas sus scosas para el foro, dentro de los demas esta muy mal visto que blabla bla y bla blabla. Las medidasde su avatar seran de blá y las de la firma seran de blé. Cualquiera que viole estas reglas dera bli bli bla hasta que la administración de bla bla bla blá ba remueva su castigo


Creditos & Agradecimientos

Los creditos por el skin de este foro son para Nymphea de Savage Themes , quien nos lo ha prestado sin costo alguno,respeta su trabajo y no plagees. Las modificaciones fueron hechas por bla bla bla, agradecemos a la comunidad de bla bla bla blá por su apoyo en la creación de nuestro foro. Particularmente nombramos a bla bla blé por sus tablillas, o cualquier otra cosa

Hermanos
Recursos
Elite

I don't care either way ~ B. Zabini

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Vie Ago 28, 2015 9:12 am

Honestamente, no es asunto mío...
"Únicamente lo hago porque eres como mi hermano"

Hacía un par de días que Pansy se había aparecido sin previo aviso en su oficina. Recordaba perfectamente la risa que se le había escapado al verla de rubia y lo helado que se había quedado al escuchar lo que ella tenía que decirle. “¿Por qué?” fue lo primero escapó de sus labios, mientras dejaba la pluma dentro del tintero y se levantaba de detrás del escritorio. ¿Por qué ella creía que él quería saber? Lo peor del caso es que no era la primera vez que Pansy iba a decirle, antes que a nadie, que estaba esperando un bebé. La diferencia radicaba en el hecho de que cuando le había respondido que fuese a decírselo a Blaise, la muy… fresca, le contestó que el bebé no era de él.

En aquellos momentos Draco caminó hasta ella, con el semblante serio, y muy delicadamente la tomó del brazo para echarla fuera de su despacho. No dijo palabra alguna e ignoró como la mujer golpeaba la puerta, pidiendo que le dejase darle una explicación. Y nuevamente ahí estaba ese “¿Por qué?” Él no necesitaba explicación alguna, en todo caso era su amigo quien merecía saber todo aquello. Él nada tenía que ver con eso y aun así, de alguna u otra forma, por los caprichos de Pansy, terminaba involucrado.

Lamentablemente para la mujer, Malfoy no sentía por ella. Ya ni siquiera le atraía físicamente o le producía la ternura de antaño, cuando le juraba amor eterno. ¿Amor? Menudo concepto sobrevalorado y que hacía sufrir a quienes no eran capaz de superarlo. La mayoría de los matrimonios entre las familias de sangre limpia eran arreglados desde la infancia, algunos corrían con más suerte que otros, pero al final de cuentas lo que importaba era tener buena voluntad. Él, por ejemplo, había aprendido a querer a su esposa y si bien no era el mejor hombre del mundo, en su código de honor estaba el no meterse con las mujeres de sus amigos o cercanas a la familia, ya que eso siempre traía problemas.

Avisa a tu amo que estoy aquí y procura que nadie más lo sepa —siseó a un elfo doméstico, cuando apareció en la chimenea de la mansión Zabini, por medio de la red flu. Al final de cuentas, aunque no era estrictamente asunto suyo no podía quedarse con la información dándole vueltas en la cabeza. Había guardado muchos secretos en su vida, algunos más terribles que otros, pero ese en particular, era un arma de doble filo. Podía esperar a que las cosas estallaran por sí solas o podía alertar a su amigo y de paso quitarse de una vez y por todas a Pansy de encima. Tal vez era ese segundo motivo lo que más le alentó a ir ahí.

A esas alturas de su vida, estaba completamente fastidiado de esa mujer. No importaba que tan borde, cruel o desdeñoso fuese con ella. La esposa de Blaise seguía teniéndolo en un pedestal, pero si traicionaba su confianza, quizá y sólo quizá por fin Pansy se decepcionaría de él y lo dejaría en paz.



Última edición por Draco L. Malfoy el Lun Sep 21, 2015 10:34 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 07/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Dom Ago 30, 2015 12:42 am

Hay cosas que no se pueden comprar
"La lealtad, por ejemplo"


Después de que el aclamado Percy Weasley quedará como Ministro del Ministerio todo estaba hecho un caos en EL círculo interno de mis amistades debido a los años arraigados con las creencias puristas. Se podría decir que las jóvenes generaciones no sufrían tanto de esto pero la mía y quizás unas 9 más abajo teníamos ese sabor agrio. El que Lord Voldemort perdiera era sinónimo de "paz", claro... eso es lo que se cree... lo que queremos que se crea. ¿La cortina de humo mejor elaborada? Pudiera ser. El mundo para muchos era un tablero de ajedrez, para mí, eran varios juegos y mi deber ... ¿Ser el mejor jugador? No, hay algo mejor que ser un buen jugador como lo fue Voldemort, Lucius, Rodolphus, muchos no ven que lo más importante es ver quien escribe las reglas, quien crea el juego, quien controla todas las variables.

SIN LIMITACIONES

El no ser visto había sido la jugada por la que apostábamos antes, pero ¿Qué tal si fuera lo contrario? Una mentira tan sincera que es una verdad. Me divertía todo esto, me molestaba sí que el estúpido Weasley ganará, no lo negaré pero tenía que ser así, si en algo concuerdo es que cuando se esta más alto la caída sería más dura. Tendría frutos demasiado satisfactorios si controlo bien las piezas. Ahora mi deber era simplemente seguir con mi vida cotidiana, la rutina de siempre. Casa, trabajo, casa. Casa, trabajo, casa. Con un que otro encuentro social cada dos fines de semana. Era un hombre muy ocupado, trabajando para el ministerio, haciendo inversiones aquí por acá, planeando el futuro de mis ingratos hijos. Nada fuera de lo común. Solté un suspiró y tomé la fotografía familiar que tenía en el despacho de la mansión. No recuerdo cuantas veces había roto ese porta retrato pero debieron ser miles sin embargo, siempre lo volvía a restaurar con un hechizo. Creo que la última vez que lo arrojé fue cuando Genevieve había roto el compromiso que tenía más de 15 años arreglado. - Estúpida jovencita - solté casi en un suspiro pasando mi dedo índice junto donde se encontraba su cuello en la imagen, recordando la noche en donde casi la dejo sin aire al ahorcarla. Si no hubiera sido por que Blaine me suplicó... pero no fue su suplica lo que me detuvo, fue su reacción y ver como mi hijo dejaba entre ver su talón de Aquiles. Volví a colocar la fotografía en su lugar y abrí las grandes cortinas de mi ventanal para después seguir con mis asuntos. Hace dos años había comprado gran parte del profeta y era muy estricto con lo que se publicaba por lo que antes de que saliera publicado tenía que tener mi aprobación.

Pude escuchar pequeños pasos acercándose y efectivamente fue así. Ya había dejado lo que estaba haciendo y uno de los elfos de la casa un poco titubeante entró al despacho - Amo... - dijo nervioso pero su lentitud en decirme el motivo de su entrada hizo que arqueara una ceja. Me levanté de mi lugar y me acerqué al estúpido alfeñique que tenía como empleado - ¿Gustas tomar asiento para que estés cómodo y así decirme lo que tengas que decir y dejar de hacerme perder el tiempo, quizás? - Le pregunte felizmente lo que hizo que el pequeño tragará saliva - El sr. Malfoy se encuentra abajo amo y pide hablar con usted - soltó de golpe en una posición muy tensa - ¿Malfoy aquí? - Esto era interesante, tenía un par de semanas de verlo, supondría que estaría en algún lugar de mala muerte donde nadie lo conociera bebiendo casi toda su fortuna y lágrimas mezclada con alcohol o quizás haciendo eso en su casa pero a la vez revolcándose con Astoria en su tiempo libre y no viniendo justamente aquí, al menos que yo recuerde no tenía asuntos pendientes con él. Volteé a ver a Morse, mi elfo - ¿No lo harás pasar o necesito decirte lo obvio? No seas tan lento - comenté con una sonrisa y acto seguido la pobre criatura se fue a buscar a Malfoy. Sabrá Merlín a que habrá venido mi amigo pero debía ser bastante importante para tomarse la molestia de venir a mi casa y no buscarme en el ministerio. Me dirigí al bar para sacar varias botellas que eran sus predilectas para ofrecerle cuando llegara.


Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Ago 31, 2015 10:10 pm


Mientras a que el elfo volviera con noticias de su amigo, Draco se quedó recorriendo el lugar con la mirada. La decoración no había cambiado mucho en comparación a la última vez que había estado ahí. Sin embargo, algo en el ambiente se sentía diferente. ¿Quizás era sólo su percepción por la noticia que llevaba consigo? Podía ser. Una mala cualidad que tenía Draco, era que se tomaba demasiado personales las cosas. Incluso los casos que atendían en el Ministerio, se volvían una guerra personal, una misión de vida el convencer a los demás miembros de Wizengamot que su punto de vista era el correcto. Aunque a su favor podía decir que ese comportamiento testarudo y obsesivo había sido el que le había colocado en su posición actual. ¿Qué mejor político se le puede ofrecer a la gente que ese que se cree que lo que dice es verdad? La confianza y convicción que el hombre rubio transmitía a la gente le había valido que por lo menos un gran porcentaje de la comunidad mágica apoyara abiertamente una ideología conservadora que se creía perdida con el pasar de los años.

Draco se quedó divagando en sus pensamientos, hasta que el elfo volvió a aparecer. Blaise no tenía inconveniente en verlos, pese a que realmente no tenían asuntos que resolver. ¿Hacía cuanto que se habían visto por última vez? No lo recordaba a ciencia cierta, pero seguro había sido antes de que la estúpida de  Pansy fuera a contarle aquella noticia. Por alguna razón, sentía vergüenza de ver a su amigo en aquella situación. “Efecto Parkinson” pensó, recordando la facilidad que tenía esa mujer para conseguir que uno se sintiera culpable sin hacer nada malo.

Siguió en silencio a la pequeña y orejona criatura, hasta llegar al despacho de Blaise. Afortunadamente, no se topó con nadie en el camino y apenas puso un pie dentro, cerró la puerta tras él, colocando el seguro. Su semblante de seriedad delataba que no llevaba buenas noticias consigo y eso era algo que no podía disimular.

Hermano —dijo a forma de saludo, avanzando hasta él y notando las botellas de whisky de fuego que su amigo tenía aún en las manos—. ¿Vas a beber tan temprano? —bromeó, echando una mirada de reojo al reloj de la habitación. Todavía no era medio día, pero a esas horas y en circunstancias normales, él ya habría tomado por lo menos tres tragos en su oficina. El alcohol era lo que más le ayudaba a lidiar con su estrés y ansiedad, más que cualquier poción o los consejos de los medimagos.

Esbozó una sonrisa ligera, llevándose las manos  a los bolsillos y esperando en silencio a que fuera Zabini el primero en hablar. ¿Qué era un cobarde por no decir directamente lo que había ido a decir? Bueno, la cobardía era subjetiva, porque para él aquello sólo era ser precavido y no actuar como un idiota de Gryffindor. —¿No vas a preguntar a que he venido? —inquirió finalmente.


Última edición por Draco L. Malfoy el Lun Sep 21, 2015 9:12 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 07/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Mar Sep 15, 2015 8:29 pm

La curiosidad
"Solamente mata a los gatos de Gryffindor"

- Beber temprano... me ofendes Malfoy, he sacado el alcohol para darte la bienvenida, si fuera cualquier otra persona creo que ni siquiera lo recibiría - dijo sonriendo mientras ponía tres cubos de hielo en cada vaso para después servir un poco de la bebida - No me vas a hacer un desaire; supongo, digo yo mismo te lo he servido - Después comentó poniendo la bebida en su mano, casi como si fuera una orden, después dio un sorbo a su whisky mientras se ponía cómodo en su silla nuevamente - Una disculpa por cierto, sabes que no necesitas invitación para tomar asiento, mi casa es tu casa - Cruzó una de sus piernas desde su asiento y miraba a su rubio amigo con curiosidad - Con respecto a tu pregunta, obviamente estoy intrigado, tenemos algo de tiempo sin cruzar palabras y por la pinta que traes no es una visita cordial para simplemente charlar como lo esperaba - colocó su bebida sobre el porta vaso en ese enorme escritorio de cedro - ¿Quieres que adivine? - dijo sin siquiera quitar la mirada fija en su bebida, como si le entretuviera ver como el hielo se derrite lentamente - Muchas cosas vienen a mi cabeza, ¿sabes? son demasiadas, son extensos los temas y circunstancias que tenemos en común y las probabilidades de el "por que estás aquí" son casi infinitas, ¿Nuestros hijos se han peleado nuevamente? ese ha sido un tema muy frecuente y un problema que ya me esta sacando de mis casillas, es como si la amistad en esta sociedad fuera meramente una palabra sin significado, siempre esperé que Scorpious y Blaine fueran como nosotros en nuestros "años de juventud - giro levemente la silla mientras jugaba con dos de sus dedos sobre el brazo de esta.

- No creo que tengas problemas en el ministerio o en tu partido, de ser así eres demasiado orgulloso como para hacerlo y sabes perfectamente que ni necesitar decirme que ocupas ayuda, siempre tengo oídos en todos los lados por ti y actúo antes de que me pidas consultar algo - Sonrió con nostalgia mirando otra de las fotos que tenía en su escritorio, una fotografía en donde se encontraban él, Malfoy, Nott y obviamente la manzana de la discordia Pansy Parkinson - ¿Recuerdas esas épocas Malfoy? No soy un hombre sentimental pero creo que este retrato me hace ver la virtud y lo ventajoso que a veces es vivir en la ignorancia, no tenía tantos problemas y el ser padre - sacó un resoplido para después sacar una sonora carcajada - Y el ser padre, ¿Lo mejor que te puede pasar en la vida? Sí pero a la vez es una tortura, tienes suerte de tener solo un hijo Malfoy y varón... las mujeres son una terquedad, yo tuve una con la astucia de mi madre y lo voluntariosa de mi mujer, es la combinación más peligrosa que conozco hasta el momento - Su voz sonaba más alegre y miraba a su amigo con complicidad hasta cierto punto.

Colocó sus brazos detrás de su nuca - Ahora, creo que ya demostré que los motivos por los que te hayas tomado la molestia de venir a mi casa son muchos, te puedo sacar más si gustas, eres de las pocas personas con las cuales me puedo dar el placer de no perder el tiempo incluso aunque hablemos de banalidades así que, ¿Quieres que siga adivinando o me vas a soltar lo que tengas que decirme en este instante? - Después a punto a al Whisky de su amigo - Se derrite, el hielo, te va a saber a orina de elfo si no te lo tomas ya -

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Sep 21, 2015 10:33 pm


Recibió la bebida, le conocía demasiado bien como para saber que Blaise Zabini no aceptaba un “no” por respuesta, aunque se le antojaba mucho beber en ese momento. Permaneció de pie y sosteniendo el trago, no tenía ganas de ponerse “´cómodo” en aquella situación, no con lo que estaba por venir. —Lo sé, pero así estoy bien —le dijo para que no fuera a insistir en que tomase asiento.

Esbozó una sonrisa torcida al escuchar a Blaise hablar y negó divertido. Le conocía mejor de lo que conocía a varias otras personas de su vida y admitía que hombre tenía un don especial con la palabra. Blaise era la clase de hombre que si quería podía vender las peores ideas como si fuesen piedra filosofal. Cuando proponía un negocio, siempre provocaba la sensación de que estaba siendo generoso y haciendo un favor, aunque él también se fuese a beneficiar del arreglo. Elocuente y con una voz profunda que uno podía estar escuchado por horas y horas. En más de una ocasión, Malfoy se había planteado que su amigo podía ser un gran político, posiblemente incluso mejor que él, pero Blaise parecía tener otros intereses y a una carreta no se le podía tirar de ambos extremos.

Acentuó la sonrisa y rio un par de veces, escuchándolo y analizando las palabras que dejaba en aire. ¿Quién iba a predecir que sus hijos se llevarían mal cuando ellos eran tan unidos? Aunque claro, pertenecer a una misma elite social no significaba imponer relaciones de amistad, siempre iba a existir personas que te agradaran en menor o mayor medida, pero al menos debía de mantener la cordialidad y eso era incluso algo que sus hijos habían perdido.  —No, espero que no —comentó con respecto al tema de Blaine y Scorpius—. Aunque no me extrañaría que se peleen una o dos veces por día. A esos niños se les ha olvidado a que familias pertenecen —murmuró con aires de fastidio, para luego encogerse de hombres. A diferencia de Blaise, no sólo no era de recordar el pasado, sino que prefería evitarlo de ser posible. —Claro que lo recuerdo —dijo sin mucha emoción, limitándose a sonreír por la actitud de su amigo, especialmente cuando mencionó lo de ser padre. La paternidad no era algo de lo que le gustara hablar. Si había tenido un hijo era porque necesitaba un heredero y nada más. Bueno, tal vez otro beneficio más era que Astoria necesitaba ocupar su tiempo en hacerse cargo del bebé. No, su instinto de padre no se había desarrollado demasiado.

Combinación peligrosa, Blaise. Combinación peligrosa… —concedió al hablar de Genevieve y compararla con las otras dos mujeres mencionadas, las cuales eran de cuidado y temer. Tenía malas experiencias tanto con la madre de Blaise, como con Pansy, para imaginarse la comparación. Aunque honestamente, no había convivido demasiado con Genevieve como para juzgar.

Rio un poco y se encogió de hombros. —¿Ya has probado la orina de elfo? —cuestionó, burlón, dando el primer trago como si de agua se tratase. Aún mantenía el sabor y el cuerpo, por lo que la garganta se le quemó como de costumbre. — En fin, no vine a hablar sobre lo que hemos consumido últimamente —prosiguió, antes de que Blaise comenzara a habar y el tiempo volara como de cosumbre—. Vine porque siento que es mi obligación moral venir aquí. Sabes de sobra que no me gusta meterme en los asuntos que no son de mi incumbencia, pero Pansy tiene una facilidad para involucrarme en cada situación que ya te imaginarás… —comentó, haciendo una pausa para dar el último trago a su bebida, antes de dejarla sobre el escritorio. Se cruzó de brazos y miró seriamente a su amigo—. Tu esposa está embarazada —dijo sin más, lo cual en un contexto normal habría tenido connotaciones diferentes. Con Genevieve y Blaine, él también había sido el primero en saber, pero no le había dicho nada a Blaise, porque, bueno, entendía que era una sorpresa agradable que tu mujer te dijera que ibas a ser padre, aunque eso no aplicara para él. Sin embargo, en esos momentos  le atormentaba un poco la posibilidad de que Blaise le echara en cara la frase: “¿tú sabías y no me dijiste?” —. Y no, no es tuyo o yo no estaría arruinandote la sorpresa —finalizó con seriedad.


avatar
Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 07/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Fate/Corrupt Phantasm


Expectro Patronum


Hermanos: 5/5 Directorios: 3/5 Elite: 32/40 — AFILIADOS NORMALES

La limpieza de afiliados es cada dos semanas. Ultima Actualización: 01/11/2015