Últimos temas
» Last Christmas [Sienna Lestrange]
Mar Mar 15, 2016 4:35 am por M. Sienna Lestrange

» Confirmaciones o denegaciones y cambios de botón
Sáb Feb 20, 2016 8:59 pm por Invitado

» Little Red Riding Hood ~ Pirv. Tessa Rogers
Dom Feb 07, 2016 4:33 pm por Cole W. Trudeau

» I wanna dance and love, and dance again [Cole]
Sáb Ene 23, 2016 1:59 am por Q. Nymeria Rogers

» Rising City RPG (Normal)
Miér Ene 13, 2016 8:22 pm por Invitado

» Petición de rol
Dom Ene 10, 2016 9:58 pm por Q. Nymeria Rogers

» The Sound of San Francisco {Afiliación Normal - Cambio de botón}
Miér Ene 06, 2016 4:41 pm por Invitado

» Registro de Patronus
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Sangre
Mar Ene 05, 2016 4:00 am por Invitado

» Registro de Face Claim (FC)
Mar Ene 05, 2016 3:59 am por Invitado

Normativa General

Tenemos prohibido hacer bla bla blá, sin embargo podran bla bla bla bá cuando tengan listas sus scosas para el foro, dentro de los demas esta muy mal visto que blabla bla y bla blabla. Las medidasde su avatar seran de blá y las de la firma seran de blé. Cualquiera que viole estas reglas dera bli bli bla hasta que la administración de bla bla bla blá ba remueva su castigo


Creditos & Agradecimientos

Los creditos por el skin de este foro son para Nymphea de Savage Themes , quien nos lo ha prestado sin costo alguno,respeta su trabajo y no plagees. Las modificaciones fueron hechas por bla bla bla, agradecemos a la comunidad de bla bla bla blá por su apoyo en la creación de nuestro foro. Particularmente nombramos a bla bla blé por sus tablillas, o cualquier otra cosa

Hermanos
Recursos
Elite

Wax wings too close to the sun [Dominique Weasley]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Lun Ago 17, 2015 3:51 pm

Wax Wings too close to the sun


Blaine Amadeus Zabini había aprendido a leer a los cinco años de edad sin que nadie le enseñara. Una audacia que le granjeó una sonrisa de admiración por parte de su padre y no menos fastidioso, que Pansy presumiera de sus habilidades en todas las reuniones de amigos a las que acudían. El pequeño Zabini, el niño que no había pronunciado ni una palabra en dos años, ahora de pronto sabía leer en voz alta. No era un retrasado mental ni carecía de inteligencia, un detalle que preocupo durante mucho tiempo a sus progenitores. ¡El pequeño Blaine era un digno heredero de los Zabini! En su mente seguían grabados los gestos de satisfacción de sus padres cada vez que citaba el texto de algún libro de memoria en las cenas de las familias de sangre pura. Recordaba los aplausos, los comentarios aduladores y las felicitaciones. << En el mundo de la aristocracia mágica lo único que vale son las apariencias. Las apariencias dictan lo que eres y lo que puedes llegar a ser. No te dejes llevar por ello >> solía decir su abuela Genobive. Los Zabini siempre se habían esforzado mucho en esconder lo que verdaderamente eran y por lo tanto, amaestraron a sus hijos en el arte del engaño. La imagen que proyectaban era lo importante, por detrás, podían ser tan fracasados como quisieran. Por suerte el interés de Blaine por los libros y el conocimiento eran más que simple apariencia, a decir verdad, sentía por ellos un interés casi enfermizo, como el que sentía por casi todas sus obsesiones. Sus preferidos eran los de filosofía.

“…El hombre y el mago están condenados a la soledad, pues sólo el sujeto mismo comprende su propia percepción del universo, inevitablemente encerrándolo en un mundo individual…”


Era una de las principales premisas de Urquart El Triste, filósofo medieval del Mundo Mágico y uno de sus favoritos. Acordaba con esas ideas de la eterna vaguedad solitaria del hombre atravesando su existencia, porque él mismo, desde muy corta edad, se sentía así: preso en su propio mundo. Incluso se identificaba con ese mago filósofo, hijo de una familia de importantes hechiceros, trunco en el amor,  adelantado a su época y muerto por mano propia, inclinado hacia el pensamiento profundo y la búsqueda de porqués.

“El hombre viene de la nada y al final va hacia la nada. Las relaciones humanas son una lucha por el poder y al final el poder no es de nadie. El hombre vuela hacía el fracaso real, el poder es una ilusión”

Decía Urquart en sus tratados sobre la naturaleza humana. Él comprendía perfectamente eso, el poder había sido la perdición de todas las familias de sangre pura. Seguía siendo el fruto prohibido que muchos se disputaban; los Zabini por ejemplo, siempre preocupados por restaurar la gloria pasada y volver a colocar a la aristocracia mágica en su antiguo pedestal. Blaine nunca había estado demasiado en cooperar en la reconstrucción de un apellido respetado para la comunidad mágica. Lo que pensarán y sintieran los demás no le interesaba en lo más mínimo mientras no le afectará de manera directa. Sin embargo, por una razón que no estaba del todo clara o quizás sí, era un actor más del teatro que la mayoría de los Slytherin montaban a diario. << Es lo que más te conviene, por ahora >> delataba una vocecita en su interior.

Ahora, precisamente, estaba enajenado del mundo en la biblioteca, cómo todos los sábados en que no tenía ocupaciones, con la vista clavada en un libro cuya tapa estaba forrada en cuero. Pequeñas gotitas de sangre manchaban las numeraciones de las páginas y el título del ejemplar: Ícaro de Alfred Birged. Un texto que exponía todas las ideas del autor, donde hacía analogías sobre el intento fallido del hombre de volar y el fracaso al que estaba destinado.

“Cómo Ícaro, las ambiciones de las personas vuelan demasiado alto, tan cerca del sol que es inevitable que comiencen a derretirse”

El muchacho se acomodó en la silla y pasó la página con suavidad mientras retenía y analizaba la frase en su cabeza. Poco tiempo tuvo para hacerlo porque, al centrar sus ojos de nueva cuenta sobre la fina línea de letras que conformaban el párrafo de su libro, una presencia incomoda se hizo sentir por toda la biblioteca. Una incómoda presencia pelirroja cuya sangre aún manchaba las páginas del libro que le había regalado su abuela.

avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 24/06/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Mar Ago 18, 2015 1:08 pm

Wax Wings too close to the sun


Tenía un mal día, y aún me dolía la cabeza como si un millón de alfileres se clavasen en ella cada vez que movía ligeramente esta. Llevaba muchos días dándole vueltas a lo que había ocurrido aquella noche en el pasillo, cerca de la sala común, pero por más que me esforzaba era incapaz de recordar nada. Mi memoria solo recordaba a Blaine y su estúpido libro, después todo era negro hasta que me desperté. Estaba segura que la pérdida de memoria y el dolor de cabeza tenía algo que ver con aquel estúpido, que siempre parecía aparecer en el momento más oportuno. Suspiré y decidí que lo mejor sería hacerle hablar, hacer que confesara lo que ocurrió aquella noche de la que no podía recordar nada. Me decidí rápido y fui primero hacia el aula de pociones, allí, no había nadie por lo que aproveché para coger un poco del Veritaserum que la profesora había preparado como demostración aquella misma mañana en clase. Con aquello, Zabini no tendría más remedio que cantar como un canario.

No tenía ni idea de donde podría estar aquel tipo escurridizo, por lo que decidí que lo mejor era no buscarle y dejar que apareciese en la Sala Común o en el Gran Comedor en cualquier momento. Cuando llevaba un rato en la Sala Común decidí que sería mejor que invirtiese mi tiempo de espera en algo más productivo, por lo que me fui hacia la biblioteca con el libro de Herbología bajo el brazo para repasar antes de los exámenes de aquel curso. Estábamos a finales de año y debía prepararme bien para seguir siendo de las mejores de mi curso.

Mi sorpresa fue enorme cuando vi a la persona que esperaba justo sentada en una de las mesas de la biblioteca. Ahora solo debía pensar cómo conseguiría que Blaine se tomase la poción sin sospechar. No se tomaría nada que le diese yo. No me quedaba más remedio que usar la técnica del despiste. Me acerqué a él fijándome en la botella que tenía sobre la mesa, sonreí y terminé de acortar distancias apoyándome sobre la mesa, estaba segura de que ni siquiera se molestaría en mirarme, lo que haría aquello aún más sencillo. Me apoyé en la mesa y coloqué bien mi falda del uniforme mirando el libro del chico, manchado de sangre. ¿Quién demonios tenía un libro manchado de sangre? Rodé los ojos y carraspeé. - ¿Desde cuándo usas la biblioteca Zabini?-pregunté aunque no me importase lo más mínimo. - Por cierto, ¿vas a decirme la verdad sobre la noche de la ronda?-`dije mirándole esta vez fijamente. Mientras, por mi espalda mi mano destapaba la poción y vertía una ligera cantidad de veritaserum en el agua de la botella que había desenroscado previamente.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Mar Sep 01, 2015 9:41 am

Wax Wings too close to the sun


La única persona en todo Hogwarts que se atrevería a abordarlo de manera tan impetuosa en medio de la Biblioteca era Dominique. A la joven le resultaba irrelevante si estaba ocupado, o concentrado en la lectura de su libro, lo único que quería era satisfacer sus propias pulsiones, saciar su curiosidad. Una característica de la pelirroja que le llamaba poderosamente la atención de a ratos. La mayoría del tiempo lo irritaba hasta el hartazgo. Como en ese justo instante, en que sus diatribas mentales fueron interrumpidas por la voz demandante de la Weasley. << ¿Vas a decirme la verdad sobre la noche de la ronda? >> Claro, pensó Blaine mientras levantaba la vista de las páginas amarillentas con una sonrisa cínica dibujada en el rostro, es muy lógico creer que te respondería con la verdad luego de que me tires la pregunta a la cara en un lugar público.

Ya te he dicho la verdad —argumentó sin interés, mientras pasaba la página del libro con tranquilidad. Con la paz de una persona que no tenía nada para esconder. No le dirigió la mirada ni por un momento a la muchacha y tampoco demostró un ápice de emoción, nada que pudiera delatar la falsedad en sus palabras —Ahora, a diferencia de ti, yo estoy ocupado. ¿Puedes marcharte? —El incidente protagonizado durante la ronda de prefectos había sido un suceso lamentable que debían dejar atrás. Sus días negros eran su talón de Áquiles, algo en lo que evitaba pensar si no era necesario. Era capaz hasta de sentir vergüenza de esos exabruptos cuando el enojo se disolvía, vergüenza por la manera en que se dejaba arrastrar por esas emociones irracionales y se dejaba en evidencia. Lo que más detestaba Blaine Zabini en el mundo era dejarse en evidencia. —O mejor, me marcho yo. —Su habitación en las mazmorras eran un lugar privado en donde ninguna pelirroja molesta lo interrumpiría para acosarlo con preguntas incómodas. —Nos vemos, Weasley —dijo mientras se levantaba y recogía sus libros y su botella de agua purificada.

<< Molesta >>  se fue de la biblioteca sin decir nada más y se adentró por los pasillos que lo llevarían hasta las mazmorras.  Lo irritaba de sobremanera que lo interrumpieran de forma tan abrupta mientras leía: ese era su ritual privado de todos los fines de semana, perderse entre las hileras interminables de viejos ejemplares, abrir sus libros preferidos y analizarlos hasta que le doliera la cabeza. Sólo él, su mente y el silencio de un lugar que los alumnos de Hogwarts solían evitar, especialmente los días soleados en que no tenían clases. Perfecto para Blaine, que a quien evitaba era a esos mismos alumnos. << Pero a ese pequeño ser molesto se le ocurre encontrarme >>

Abrió la botella de agua y tomó un largo sorbo con la intención de que se le suavizara la garganta. Lo único que se suavizó fue su resistencia a decir la verdad de hecho, aunque no de forma tangible. Blaine sólo advirtió una extraña sensación, como si el cuerpo y la mente se le alivianasen. << ¿Qué diablos…? >> paró su recorrido de repente y se llevó una mano a la garganta. Con la otra sostenía la botella a la que le lanzó una mirada sospechosa. << Dominique >>


avatar
Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 24/06/2015

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado el Jue Sep 03, 2015 7:35 pm

Wax Wings too close to the sun


Había algo en él que hacía que me temblase todo el cuerpo, aunque creía asociarlo correctamente a la ira que me causaba que siempre hubiese un misterio rodeándole, la verdad es que me negaba a asumir que el motivo pudiese ser otro. Desde niña había sido demasiado orgullosa, demasiado impulsiva y por eso en muchas ocasiones no conseguía lo que quería. Me costaba guardar las apariencias, mi madre solía decir que tenía carácter para controlar lo que quisiera, pero que antes de todo debía controlarlo yo a él y no al revés. Seguramente tenía razón, ella estaba acostumbrada al carácter dulce de Victoire, por lo que yo fui un choque a sus ideas de como serían sus hijas. El papel de princesa siempre me había quedado pequeño. 

Así que ahí estaba, esperando que Zabini, uno de los tipos más mentirosos del colegio, fuese capaz de decirme qué demonios había pasado aquella noche en los pasillos. Recordaba el ardor en mi cabeza y mis manos manchadas de sangre, pero el resto de recuerdos no existían...y yo no era estúpida, sabía de qué manera se podían perder los recuerdos de aquella manera. Si no me lo decía sin ayuda, le daría un "pequeño empujón" para que de una vez se aclarase todo lo de aquella noche.-Por supuesto...-susurré.-Dudo que comprendas el significado de la palabra verdad.-añadí. Era de esperar. Dudaba que en su familia alguien le hubiese hablado con sinceridad en algún momento, por lo que ese concepto era completamente ajeno a Blaine Zabini.


Esperé pacientemente sin moverme ni un ápice cuando él me invitó a marcharme, aunque al final fue él el que decidió irse. No me moví porque yo ya había hecho lo que debía, de allí saldría contándome la verdad quisiera o no. ¿Íbamos a jugar sucio? Pues pensaba demostrarle que yo también sabía seguir sus juegos. Vi como se alejaba por el gran arco de la biblioteca y esperé un tiempo prudente antes de ponerme en marcha tras él. Por entonces ya había bebido de su botella y estaba segura que tendría una sensación de lo más agradable. Me acerqué silenciosamente mientras veía como se quedaba parado por un momento en el pasillo. Le miré con ojos curiosos, fingiendo preocupación.-¿Te encuentras mal Blaine?-pregunté irónica.-¿Quieres que te acompañe a la enfermería?-dije alzando una ceja. Ambos sabíamos que ahora le iba a ser muy complicado resistirse a decir lo que pasaba por su mente.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje hechizo realizado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Fate/Corrupt Phantasm


Expectro Patronum


Hermanos: 5/5 Directorios: 3/5 Elite: 32/40 — AFILIADOS NORMALES

La limpieza de afiliados es cada dos semanas. Ultima Actualización: 01/11/2015